Aprende a manejar la ansiedad

Aprende a manejar la ansiedad
Descubre cómo manejar la ansiedad. Aprende a identificar síntomas, mejorar tu calidad de vida y encontrar la ayuda adecuada para superarla. No esperes más para cuidarte y vivir sin miedo ni preocupaciones constantes.

Suelo estar siempre nerviosa, desde hace un tiempo ahora. A veces no puedo tragar, se me forma un nudo en la garganta, las manos me sudan, me duele mucho el cuello y la espalda. Siempre estoy cansada. Suelo ir muy a menudo al baño. Me cuesta dormir. A veces me mareo y todo me da vueltas. Se me acelera el corazón y empiezo a respirar muy deprisa. Siento miedo e inseguridad. Tengo pensamientos recurrentes. Lo paso muy mal cuando me ocurre esto, porque quiero controlarlo pero en vez de eso, pierdo más el control. Aprende a manejar la ansiedad.

Si al leer esto, te has sentido identificado, posiblemente estés sufriendo ataques de ansiedad. Mucha gente, los tiene y desconoce lo que le está pasando.

Te animo a leer este artículo, no te va a solucionar el tema, pero podrás llegar a entender qué es lo que te pasa, ayudarte con algunos consejos que ofrezco.

La ansiedad es un sentimiento adaptativo en la vida diaria, el problema empieza cuando es de tal magnitud, que no puedes realizar la vida con normalidad. En busca de una solución vas al médico a ver qué te dice. Te receta ansiolíticos y no suele dar ninguna pauta, y si la da, no lo suficiente para vencer esa ansiedad.

Los psicofármacos ayudan, pero sólo con eso, no sirve. Debes cuidarte porque la ansiedad se puede convertir en

  • Agorafobia (miedo a los espacios abiertos),
  • Fobia social (miedo a que la gente te juzgue, a situaciones sociales, que te perciban como algo negativo, inseguridades).
  • Ansiedad generalizada
  • Mutismo selectivo (aparece sobretodo en niños, dejan de hablar de repente ante ciertos estímulos o personas, o simplemente dejan de hablar)
  • Fobias específicas (a los insectos, animales, objetos…)
  • Hipocondría

Podría seguir hablando de muchos trastornos por ansiedad. Te comento los más conocidos o los que te pueden sonar más familiares. Tener fobia a las serpientes, por ejemplo, no es un miedo que nos impida realizar la vida con normalidad, ya que normalmente no estamos en un lugar que abunden. Pero tener fobia a los perros o a los gatos, eso sí que puede llegar a ser un problema porque en nuestra sociedad hay muchos. En algunos casos, si la fobia es tan acentuada, que puede que dejes tu trabajo o no salgas más a la calle por no encontrarte con un gato o un perro. Así que imagínate como de preocupante puede llegar a ser.

La ansiedad puede empezar a aparecer en la infancia o en la adolescencia y prolongarse hasta la vida adulta sin que seas consciente de lo que realmente te está pasando. Se suele descubrir cuando se tiene una crisis tan acentuada que pienses que estás sufriendo un infarto al corazón. Vayas a urgencias y allí te hagan el diagnóstico de trastorno del estado del animo por ansiedad. Este es un ejemplo de casos reales.

La gente se pregunta, ¿por qué ocurre esto? Las causas, son muy diversas: vivir situación de estrés continuo. Herencias familiares, es decir, tengas familiares directos que hayan sufrido ansiedad. Consumo de drogas o alcohol. Haber vivido un trauma. Rasgos de personalidad, esto es, hay gente que tiene más propensión en su forma de ser de sufrir ansiedad. Tener algún trastorno mental.

Te preguntarás, ¿qué puedo hacer para evitar sufrir ansiedad? Si la tienes, ¿qué puedo hacer para vencerla?

Para ambos casos, estos consejos te pueden ayudar. Sería positivo llevar un un estilo de vida sano: mantén una rutina. Aliméntate comiendo de todo, de forma adecuada, con mucha verdura y fruta, busca un nutricionista, hay alimentos que ayudan a manejar la ansiedad.

Evita cafés, colas, tés, bebidas energéticas. Los atracones o el evitar comer, suelen ir unidos a temas de ansiedad. Evita las drogas y el alcohol, ya que pueden empeorar la situación, si te refugias en ello puede sumarse otro problema más. Haz ejercicio físico y si puede ser al aire libre, mejor. Rodéate de gente positiva que te aporte, no que te reste. Cuídate, mímate, no te castigues, no hagas que tu voz interior te torture, diciéndote cosas negativas. Respétate.

Aprende a manejar la ansiedad. La prevención tiene que formar parte de tu filosofía de vida. No esperes a que ocurra para cuidarte. A veces, la ansiedad la tenemos tan normalizada en la forma de ser que no te das cuenta que estás teniendo una vida insana. Parece que tenemos prisa para todo. Deberíamos disfrutar de la gente que nos quiere y merece la pena. De comer tranquilamente, estar con la familia, con los amigos. Dormir.

Muchos psicólogos han investigado sobre el tema de la ansiedad: Paulov, Bandura, Eysenck… hay muchos. Hay varias teorías y técnicas para tratar la ansiedad. Siempre digo que no hay dos ansiedades iguales, aunque sean los síntomas parecidos, la historia de cada persona, es única, comprendiendo y estudiando cada caso, será válido un tratamiento u otro.

El tema es, ¿cuándo debo de pedir ayuda? ¿Cuando tengo que buscar un profesional? Mi sugerencia, es, obsérvate y sé honesto contigo mismo. Si ves que hay situaciones que te desbordan, que tu salud física se empieza a resentir e incluso empiezas a somatizar. Esto quiere decir que tu cuerpo está tan sometido a esta situación, que estás continuamente enfermo, ha derivado en una enfermedad o continuamente te sientes mal. Esas son algunas de las señales que tienes que ver a modo de ejemplo. Para esta causa, te recomiendo que busques tanto un psiquiatra, como un psicólogo. Sólo así podrás mejorar tu salud. Uno te ayudará co la medicación y el otro te dará pautas para tener una calidad de vida digna. Aprende a manejar la ansiedad.

No vayas de superhéroe, o yo no necesito ayuda, puedo con esto, porque posiblemente te frustres ya que no puedes con ello. Para esto estamos los profesionales. Puedes pedirlos a tu médico de cabecera que te derive al especialista o buscarlo a nivel privado. Después del covid los servicios tanto a nivel público como privado están bastante colapsados pero no por ello tienes que desistir.

Busca a alguien con quien te sientas a gusto y puedas abrirte. No es fácil, pero tu vida puede cambiar radicalmente si tomas la decisión de ponerte en tratamiento. Estoy aquí para ayudarte. Que no sea porque no pones todo de tu parte. ¡Ánimo y al toro! como se dice en algunos lares. Aprende a manejar la ansiedad.

Comparte el post

Otros post

El arte de besar

El Arte de Besar

El beso es una herramienta emocional en las relaciones humanas. Puede expresar amor, pasión, cariño, gratitud, admiración, respeto y ternura. Es una forma valiosa para expresar emociones y mejorar nuestros vínculos emocionales. Los besos de madre y padre, cuántas heridas han curado…

Read More